12 de noviembre de 2022: Día Internacional de la Lucha por el Medio Ambiente El movimiento obrero y el medioambiental juntos contra la destrucción del medio ambiente a través de la codicia capitalista por el beneficio

3 de noviembre de 2022: El Grupo Internacional de Coordinación ve con gran preocupación cómo se acelera la destrucción del medio ambiente y de las bases naturales de la humanidad. La destrucción de los recursos básicos de la Tierra, como la deforestación de los bosques amazónicos, el calentamiento global con las consecuencias de sequías e inundaciones, la subida del nivel del mar, la rápida pérdida de biodiversidad y los brotes de pandemias ya han costado miles de vidas. Millones de personas están perdiendo sus bases de vida y se están convirtiendo en refugiados medioambientales.

Download PDF

Desde el inicio de la guerra en Ucrania, el peligro de una tercera guerra mundial nuclear se ha agudizado. Esto podría llevar en última instancia a la destrucción de toda la humanidad. Con el bombardeo de la mayor central nuclear de Europa en Zaporizhia (Ucrania), se calcula una catástrofe nuclear.

Muchos gobiernos están practicando un retroceso en la política medioambiental. El calentamiento global está alimentado por su persistencia y la expansión de las centrales eléctricas de combustibles fósiles, en lugar de acelerar el cambio a las energías renovables. Con la expansión altamente arriesgada de las centrales nucleares, algunas de las cuales están enfermas, se producen más residuos nucleares y crece el riesgo de otro Fukushima. El cuento de hadas de la electricidad limpia sirve para distraer de la maximización de los beneficios de las empresas energéticas. Se echan rigurosamente los costes de la guerra y de las crisis a las espaldas de los trabajadores y de sus familias.

En un nuevo nivel, se ha desatado la competencia entre las empresas automovilísticas para acelerar la transición a la movilidad eléctrica. Ya han destruido miles de puestos de trabajo y han cerrado plantas enteras. Los jefes de las empresas están enfrentando deliberadamente a las plantillas de manera extorsiva, como en Ford Valencia/España y Saarlouis/Alemania. Se invierten miles de millones en fábricas de vehículos eléctricos y de celdas de baterías. En muchos casos, se recurre al lavado verde para fingir que esto sólo sirve para la protección del clima. Con la demanda de baterías en masa, se despliega la guerra por las tierras raras, los chips semiconductores, etc., aparte de la guerra económica por el gas y el petróleo ya existente.

Para nosotros, los trabajadores del automóvil, esto no puede significar dejarnos enganchar al carro de la competencia intensificada de los monopolios internacionales del automóvil. Condenamos todo tipo de lavado verde y exigimos tanto puestos de trabajo como la protección del medio ambiente. Estamos del lado de todos los luchadores contra las guerras imperialistas. Estamos codo con codo con los activistas medioambientales de la selva amazónica o contra la expansión de la destructiva minería del carbón en Colombia. Nos manifestamos junto a los jóvenes de Viernes por el Futuro. Formamos parte de los manifestantes del movimiento ecologista militante con motivo de la Conferencia Mundial sobre el Clima que se celebrará del 6 al 18 de noviembre en Sharm El Sheik (Egipto). Nos manifestamos junto con el movimiento mundial por la paz contra todas las guerras imperialistas y por la protección del medio ambiente natural.

Hacemos el llamamiento para que el 12 de noviembre se convierta en un día de acción mundial para la protección del medio ambiente natural. Para el día de la lucha medioambiental nos activamos en las fábricas, los sindicatos y las ciudades.

¡Movimiento obrero y ecologista juntos contra la economía de lucro que destruye el medio ambiente y las guerras imperialistas!

Por la protección del entorno natural y la preservación de la salud humana.
¡Viva la solidaridad internacional!


Acciones de Documento