Continúa la huelga ilimitada en Nissan Barcelona - 28 de mayo, D-Day

Correspondencia del 26 de mayo de 2020: Situación previa: El 4 de mayo Nissan reprendió su actividad industrial en España después de un parón obligado por la crisis del coronavirus. En las plantas de Cantabria y Ávila lo hicieron con normalidad, pero en las de Barcelona (que son las más importantes para la compañía) la intención era reanudar la actividad sólo para la tirada del pick up de Mercedes Benz. La fabricación de este modelo urge porque en junio entra en vigor una nueva normativa medioambiental que impide su fabricación.

Download PDF

Dicha fabricación implica sólo a una parte de la plantilla y de manera puntual, para el resto el ERTE1 por fuerza mayor continuó. El escándalo saltó a raíz de que el director de Nissan en Europa dijese abiertamente que una vez se acabase con estos Mercedes Benz mandarían a todos los trabajadores a su casa. Todo esto en un contexto que viene de lejos de incertidumbre absoluta respecto a la continuidad de las fábricas catalanas.

Los sindicatos han visto en el pick up de Mercedes Benz una oportunidad para presionar, por eso convocaron huelga indefinida con el objetivo de que Nissan asegure futuro para las plantas de Barcelona. No quieren promesas en abstracto, sino la seguridad de que modelos concretos se van a producir aquí. Ya en ocasiones anteriores se les ha prometido planes de futuro, aprobados teóricamente, pero que no se han traducido en nada. Llevan años de promesas incumplidas y no sólo no reciben nuevas inversiones, sino que han ido perdiendo modelos: furgonetas y todoterrenos que antes se fabricaban en Barcelona ahora se fabrican en las plantas francesas de Renault, los socios de una Alianza que parece bastante favorable a la marca francesa en el ámbito europeo.

Los sindicatos en Barcelona sospechan que Nissan ha pedido 4600 millones de euros al Banco de Tokio para pagar despidos. Creen que la inversión en más automatización y aumento de productividad se enmarca en una estrategia de repliegue a favor de las fábricas japonesas: en ningún caso se plantean deslocalizar a terceros países con mano de obra más barata que la española, no, el cierre aquí sería a favor de las fábricas de Japón. Un delegado sindical con el que nos entrevistamos equipara este fenómeno a la estrategia de Volkswagen de producir en Alemania todos los coches eléctricos (a los que se les presupone el futuro) o a la de Renault de aumentar la producción principal en Francia en detrimento de las plantas extranjeras: los modelos que perdió Barcelona serían ejemplo de ello, o los que perdió Ávila, donde ahora se están dedicando sobre todo a arreglos de coches Renault de segunda mano para volver a sacarlos al mercado. En conclusión, las empresas automovilísticas están reservando la tecnología más pionera para sus respectivos países de origen.


La huelga:

Hoy, 26/5/2020, se cumplen 23 días de huelga indefinida. Una huelga para defender los puestos de trabajo directos de 3.000 trabajadores de Nissan, pero que indirectamente (teniendo en cuenta subcontratas y empresas subsidiarias) afecta a 20.000 trabajadores.

Desde el inicio de la huelga indefinida el 4 de mayo han ocurrido algunos hechos destacables. Tan solo al día siguiente del comienzo de la huelga, el día 5 de mayo, la policía intentó desalojar el campamento de los trabajadores a las puertas de la fábrica de Montcada (Barcelona) bajo el pretexto del Estado de alarma. Tras esto los trabajadores proceden a concentrarse en el interior de la fábrica y trasladar el campamento a modo de mantener activa la lucha.

El día 6 de Mayo tiene lugar la primera victoria de la huelga, tras tan sólo 3 días, consiguiendo forzar el cese en la producción de la otra fábrica de Nissan en Barcelona situada en Zona Franca (la fábrica destinada a ensamblar la pick up de Mercedes). Los trabajadores en huelga nos contaban lo ocurrido en un vídeo que nos enviaron y publicamos desde El Altavoz ese mismo día, desde donde llamaban a la extensión de la solidaridad.

En el día 14 de mayo, la prensa japonesa, concretamente el diario Nikkei, hizo pública una supuesta filtración en la que se afirmaba que Nissan cerraría definitivamente las fábricas de Barcelona. El Comité de Empresa interpretó esta noticia como un intento de desestabilización de la huelga por parte de Nissan, y se reforzó en sus convicciones para seguir adelante con la huelga indefinida. Con ello, exigió públicamente a la dirección de Nissan que desmintiese esas informaciones.

El pasado miércoles 20 de mayo, la empresa y el Comité de empresa mantuvieron una reunión a la que no asistieron los principales responsables de Nissan. El Comité no obtuvo ninguna respuesta por parte de los representantes de Nissan sobre el futuro de las fábricas, y estos les comunicaron que no sería antes del día 28 de mayo cuando Nissan anunciaría las medidas a adoptar. Los trabajadores han nombrado esta fecha como “el día D”.

Por tanto, el próximo jueves 28 de mayo es un día clave en este conflicto. En principio, será cuando Nissan anuncie de una vez por todas cuáles son sus intenciones respecto a las fábricas de Barcelona. Los trabajadores están preparados para recibir cualquier noticia y aseguran que, de anunciarse el cierre, no van a ponérselo fácil a la empresa, no van a resignarse tan fácilmente. No sabemos qué dimensiones podría tomar el conflicto llegados al escenario de cierre, pero los delegados sindicales insisten en que hay 20.000 puestos de trabajo en juego y que, junto a sus familias, se trata de muchísima gente afectada a la que será necesario incorporar a la lucha. En ese sentido, desde Revolución queremos contribuir en la coordinación de los trabajadores afectados indirectamente para que la lucha se extienda más allá de Nissan.

En esta huelga han recibido apoyos por parte de trabajadores de muchas otras empresas. Los mensajes de solidaridad han llegado también desde partidos políticos socialdemócratas con representación en las instituciones del Estado. Formalmente, tanto la Generalitat de Cataluña como el Gobierno de España dicen estar del lado de los trabajadores contra el cierre. Ayer, 25 de mayo, un representante del Ministerio de Industria se reunió con los sindicatos e hizo público que a Nissan le costaría 1000 millones de euros cerrar las fábricas catalanas, en cambio puede salvarlas invirtiendo 300 millones de euros.

Pero este supuesto respaldo por parte del Gobierno ha sido fruto de la presión de los trabajadores: llevan mucho tiempo exigiendo a los representantes políticos una respuesta y que se posicione claramente, ejerciendo presión a Nissan mediante todos los medios posibles. Tanto el Gobierno de España como el de la Generalitat de Catalunya no ha mostrado ningún interés hasta este momento. Los trabajadores llevan exigiéndoles desde hace meses que actúen. Con ello, el pasado 12 de mayo, la central sindical CCOO exigió a Pedro Sánchez que implique a Renault para evitar el cierre de las fábricas.

En cuanto a nuestra propaganda (especialmente activa a través de nuestra cuenta de twitter y facebook de nuestro periódico El Altavoz) está apoyando la idea de invertir en las plantas para asegurar su viabilidad. No obstante, estamos yendo un paso más, pues no podemos olvidar que no basta con mantener activas las fábricas, necesitamos que en esta transición los trabajadores no salgan perdiendo. Así, señalamos la importancia de que el “no al cierre” vaya acompañado de la exigencia de mantener puestos de trabajo y derechos laborales. Somos conscientes de que la inversión en capital constante deja menos margen de beneficio para los capitalistas, por ello creemos fundamental la reivindicación de garantías para los trabajadores, que nadie pierda su empleo ni su poder adquisitivo, que no empeoren las condiciones de explotación.

Nuestro papel en el conflicto ha consistido, además, en la extensión de la solidaridad, difundiendo toda la información posible sobre la huelga y su Caja de Resistencia, manteniendo contacto diario con representantes sindicales en el Comité de Empresa de Montcada, en Barcelona. Desde nuestras humildes posibilidades, hemos hecho llegar el conflicto a otras empresas mediante nuestra red de contactos y las publicaciones en redes sociales. El sábado 22 de mayo publicamos desde el twitter y Facebook de nuestro periódico la entrevista que realizamos la pasada semana a varios representantes sindicales.

Hemos difundido desde El Altavoz los comunicados de la Coordinadora Internacional de Trabajadores del Automóvil. Lo hemos hecho llegar directamente al Comité de Empresa y al piquete de la huelga, así como la carta que recibimos desde Daimler en Stuttgart, y hemos constatado que han sido muy bien acogidos por la plantilla, que agradece toda muestra de solidaridad, como bien reflejaron en la entrevista que realizamos la pasada semana. Es especialmente ilusionante que en Alemania se estén recaudando fondos para la caja de resistencia. La Organización Comunista Revolución también hemos hecho una recaudación entre nuestra militancia y simpatizantes para apoyar económicamente a los trabajadores de Nissan.

1 Expediente de Regulación Temporal de Empleo. Es una suspensión temporal de los contratos, que se ha generalizado su aplicación en las empresas durante la crisis sanitaria.

 

 

Acciones de Documento